Región

Enrico: Santa Fe va a hacer otro canal, aunque Buenos Aires se oponga

SITUACION EN LAGUNA LA PICASA

Ante el incremento del nivel de aguas en la laguna La Picasa, el senador provincial por el departamento General López, Lisandro Enrico, afirmó que la provincia de Santa Fe inició la construcción de otro canal de desagüe a pesar de la oposición de la provincia de Buenos Aires.


“Con el agua de la laguna arriba de la ruta 7 y el ferrocarril cortado, no sé qué más hace falta para persuadirnos de que tenemos que construir otro canal que reemplace el sistema de bombeo de la Alternativa Norte”, afirmó el legislador.
El incremento histórico de las lluvias en los últimos tres años colmó de agua todas las lagunas del centro del país. En el caso de lagunas como la Picasa o Melincué, la situación es más dramática ya que que no tienen salidas por ser cuencas cerradas. En este sentido las estaciones de bombeo y los retardadores no fueron suficientemente utilizados para impedir el ingreso de agua.
“Si bien es entendible que las autoridades de la provincia de Buenos Aires tengan reparos para la construcción de un nuevo canal, no se puede seguir esperando que el agua de la laguna baje por acción de las estaciones de bombeo que sólo pueden extraer ocho metros cúbicos por segundo, cuando el ingreso de agua es siete veces mayor. Esto exige que se construya un nuevo canal y nuestra provincia ya lo tiene decidido”, explicó el senador Enrico.

Dificultad interprovincial
La obra que el gobierno santafesino inició es una especie de bypass hídrico que busca agilizar la salida de agua de la laguna, abriendo un borde en la misma y escurriendo el agua por gravedad de manera continua, sin necesidad de requerir la utilización de las bombas extractoras que, exigidas como están, tienen limitaciones mecánicas.
El senador Enrico, quien participó de un encuentro en el Ministerio del Interior de la Nación junto a autoridades de las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, explicó: “La provincia de Buenos Aires planteó su negativa categórica a la obra que pretende conectar el gobierno santafesino, ya que la salida de esa agua ingresa a territorio bonaerense y hace peligrar a la ciudad de Junín y su zona contigua”.
La laguna La Picasa recibe, por pendiente natural, aguas que llueven en tres provincias, pero luego de embalsarse en territorio santafesino no tienen salida natural hacia ningún lado; esta situación hace que la provincia de Buenos Aires plantee que no le corresponde recibir agua de la laguna, de acuerdo a que implicaría un desvío antinatural del agua.
“La obra que pretendemos poner en funcionamiento no generará perjuicios a la provincia de Buenos Aires, porque el nivel de salida de agua es absolutamente admitido sin dificultades por la cuenca del río Salado”, puntualizó Enrico. “Si Buenos Aires quiere llegar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, iremos al tribunal, pero esta nueva obra es lo mínimo que podemos hacer ante esta situación tan delicada; Santa Fe la hará en conjunto con el Comité de Cuenca La Picasa”.
Recordemos que hace 15 años, la provincia de Buenos Aires interpuso un recurso de amparo contra la provincia de Santa Fe ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para paralizar una obra que se había propuesto construir en ese entonces; y las circunstancias actuales son similares a las de aquella vez.

Otra alternativa
El senador Enrico asimismo estuvo en la delegación santafesina del Instituto Nacional del Agua y pidió desarchivar un viejo proyecto de la laguna La Picasa que no fue llevado adelante por fuertes discusiones en su momento. El proyecto consiste en la vinculación de la cuenca de La Picasa con el río Paraná utilizando el arroyo Pavón.
Sobre este particular el senador Enrico sostuvo: “En la actualidad el agua que podemos extraer por bombeo de la Picasa va a la cuenca del río Salado, en provincia de Buenos Aires, que está colapsada. Esa cuenca termina en el océano Atlántico tras recorrer 500 kilómetros”. Ante la dificultad que eso representa, Enrico propuso: “Es necesario volver a poner sobre la mesa la alternativa del río Paraná, que se encuentra más cercano que el mar y no dependemos de la provincia de Buenos Aires para su concreción. Yo voy a trabajar para que esta opción se vuelva a considerar”.

Comentarios