Internacionales

Brasil: Temer no renunciará a pesar de la crisis de su gobierno

SE CONOCIERON ESCUCHAS CONVALIDANDO SOBORNOS

En medio de una crisis institucional que sobrepasa las fronteras de Brasil, el presidente Michel Temer anunció ayer que “no renunciaré”. El miércoles un poderoso medio de prensa lo mostró como participante de una conversación en la que aparece admitiendo el pago de un soborno en un episodio de consecuencias políticas imprevisibles para su futuro.

El presidente de Brasil, Michel Temer, negó ayer su renuncia al cargo en medio de la mayor crisis de su gobierno, originada por grabaciones de supuestas negociaciones por sobornos, por las cuales fue abierta una investigación sobre su conducta en el Supremo Tribunal Federal.

No renunciaré; repito, no renunciaré”, dijo Temer en un pronunciamiento en el que clamó su inocencia frente a la grabación que le realizó el delator Joesley Batista, dueño de la empresa frigorífica JBS.

Temer rechazó haber avalado los sobornos que Batista dijo pagarle al ex diputado preso Eduardo Cunha, el cerebro del juicio político contra Dilma Rousseff, para comprar el silencio.

Escuché el relato de un empresario que dijo que auxiliaba a la familia del ex parlamentario. En ningún momento compré el silencio de nadie. No le temo a ninguna delación. No necesito un cargo o fueros; siempre honré mi nombre”, dijo Temer.

El presidente calificó las escuchas autorizadas por el Supremo Tribunal Federal como “pruebas clandestinas” y dijo que pidió el acceso a los audios que fueron grabados el mes pasado.

En medio de la salida de varios aliados de su base parlamentaria, Temer dijo que “no se puede tirar al tacho de basura de la historia tanto trabajo” para enfrentar la recesión.

Vivimos esta semana el mejor y el peor momento del gobierno”, comentó el mandatario, y citó datos del crecimiento económico y la inflación.

Michel Temer, fue señalado por un poderoso medio de prensa como participante de una conversación en la que aparece admitiendo el pago de un soborno en un episodio de consecuencias políticas imprevisibles, por lo que decidió suspender su agenda y reunirse con sus colaboradores y dirigentes más cercanos, a quienes les dijo que se siente víctima de una conspiración.

El nos dijo que parecía una conspiración y negó haber actuado intermediando sobornos”, dijo un senador que lo visitó por la mañana y pidió no ser identificado.

Temer fue presuntamente grabado por los dueños del mayor frigorífico del mundo, JBS Friboi, dando un supuesto aval para comprar el silencio del detenido ex diputado Eduardo Cunha, un cercano aliado y considerado el motor y cerebro del juicio político que destituyó de la jefatura del Estado a Dilma Rousseff.

Folha de Sao Paulo agregó que en otra grabación el mandatario aparece dando información confidencial sobre una inminente reducción de las tasas de interés implementada por el Banco Central a los dueños del mismo frigorífico.

El escándalo alcanzó también al senador Aécio Neves, ex candidato presidencial derrotado por Rousseff en 2011, quien fue filmado pidiendo sobornos por unos 600 dólares al dueño del frigorífico JBS, Joesley Batista.

El juez de la corte Edson Fachin le suspendió el mandato como senador y ahora el Supremo Tribunal Federal deberá decidir si lo detiene, como ya ocurrió con la hermana del legislador, Andrea.


Comentarios