Venado Tuerto

Preocupación por demoras en las obras de calle Belgrano

AHORA SE HABLA DE 90 DIAS MAS

Juan Miserere

El presidente del Centro Comercial e Industrial de Venado Tuerto, Pablo Rivelli, mostró su preocupación por las demoras en la ejecución de las reformas sobre calle Belgrano entre Rivadavia e Iturraspe. Aseguró que nuevamente se habla de “90 días” para finalizar la obra y que los comercios de ese sector están sufriendo una reducción en las ventas.
Rivelli recordó que desde la institución que preside siempre se bregó para que se lleve a cabo la renovación de la principal arteria céntrica, postergada durante muchos años: “Nos reunimos varias veces con el Municipio, hicimos un convenio con la Provincia y CAME donde nos brindaban un soporte técnico para trabajar el tema y la respuesta de los comerciantes fue extraordinaria porque enseguida se sumaron a trabajar”.
Luego de que el Municipio ejecutara la imprescindible obra de desagües de Rivadavia a Sarmiento, se comenzó con los trabajos de reforma de la calle a partir del proyecto elaborado, que luego sufrió modificaciones: “El primer día que entró una máquina a trabajar se rompió un caño de gas porque no están los planos, entonces en lugar de una máquina tuvieron que ir personas con palas. Pasaron los días, hubo muchas lluvias y el diagrama del desagüe se tuvo que cambiar, se hizo más profundo el albañal y todo esto demoró la obra”, recordó Rivelli.
El paso del tiempo impacienta a los comerciantes de la zona: “El incordio que genera tener una parte de la calle abierta es entendible, por eso todos los días presionamos desde el Centro Comercial para que la obra continúe y el tránsito se corte lo menos posible, por ejemplo Iturraspe y Belgrano estuvo varias semanas cortada, pero pedimos que se levante”.
En tal sentido, Rivelli no duda de que “los comerciantes se ven afectados en las ventas porque no se puede estacionar en esa cuadra larga. Si bien la calle nunca se cortó en su totalidad, afecta porque a la vista no invita a recorrerla”.

Decisiones
El presidente del Centro Comercial contó, a modo de anécdota, una situación que explica las demoras: “Cuando vino un especialista de CAME a ver la obra, preguntó por el presupuesto y le dijeron que rondaba 1,5 millón de pesos, y se sorprendió porque en otros lugares la misma obra cuesta cuatro millones. La diferencia es que en esos casos -como Junín- los trabajos se hicieron en seis meses, contratando una empresa que puso determinada cantidad de personal y un plazo de ejecución. Acá lo hace personal municipal, y de repente hay dificultades, como la posible inundación de algunos barrios, haciendo que ese personal deba ir a trabajar a otros lugares”.
Rivelli dijo entender esa situación, pero “tampoco podemos dejar de reclamar sobre la posición del comerciante, porque el tiempo de ejecución tiene que ser lo más rápido posible”.
La última información que recibieron del Municipio es que ahora hay un plazo estimado de 90 días para terminar la obra: “Se nos van corriendo los tiempos, todavía no se tocaron las veredas, pero nosotros vamos a insistir para que se cumpla el proyecto. Y confiamos que en 90 días se va a completar”.

Comentarios