Internacionales

Trump redobló su amenaza contra Corea del Norte

CRECE LA TENSION INTERNACIONAL

La posibilidad de un conflicto armado entre Estados Unidos y Corea del Norte tuvo una nueva escalada ayer por las amenazas del presidente norteamericano. Donald Trump suspendió sus vacaciones para encabezar una reunión de seguridad nacional. Pyongyang anunció que planea lanzar misiles sobre una isla estadounidense en los próximos días.

El presidente Donald Trump, sugirió ayer que su amenaza de lanzar “fuego y furia” contra Corea del Norte no fue “lo suficientemente dura” y volvió a alimentar el clima de tensión internacional, apenas horas después de que Pyongyang anunciara que planea lanzar misiles en los próximos días cerca de una isla estadounidense. 
“Quizás ese comentario no haya sido lo suficientemente duro”, sentenció Trump antes de interrumpir sus vacaciones en Bedminster, en Nueva Jersey, para encabezar una reunión de seguridad nacional junto a su vicepresidente, Mike Pence, su asesor de seguridad nacional, H.R. McMaster, y su jefe de gabinete, John Kelly.
Antes de empezar la reunión, Trump habló ante la prensa y respondió algunas preguntas. Reiteró sus amenazas y cuando le pidieron que expliqué qué podría ser más duro que lanzar “fuego y furia” contra otro país, el mandatario respondió con un simple “ya veremos”, informó la agencia de noticias EFE.
Tras meses de cruces verbales y despliegues militares, la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos escaló dramáticamente esta semana. 
El martes pasado el presidente estadounidense le advirtió al régimen comunista norcoreano que si seguía con sus “provocaciones” y amenazas se enfrentaría a “un fuego y una furia nunca vistos en el mundo”. 
Acto seguido, Pyongyang amenazó con un ataque contra la isla de Guam, un pequeño territorio del Pacífico que alberga dos bases militares estadounidenses y que se encuentra a medio camino entre Corea del Norte y Hawaii. 
Corea del Norte anunció este miércoles que en unos días lanzará cuatro misiles de mediano alcance, que llegarán a solo 30 o 40 kilómetros de la isla estadounidense Guam, casi 24 horas después de haber amenazado con un posible ataque a ese territorio del Pacífico que alberga dos bases militares estadounidenses.
Ya la primera amenaza norcoreana había provocado el rechazo de la comunidad internacional, además de sacudir las bolsas de Europa y Asia, en una jornada en la que el presidente estadounidense Donald Trump se jactó del poderío militar de Estados Unidos, al tiempo que incrementó el temor sobre un posible conflicto armado entre ambos países.
Lejos de aceptar la presión internacional, Pyongyang redobló su desafío a Estados Unidos al afirmar que presentará a mediados de agosto un plan para disparar misiles cerca de Guam al líder norcoreano, Kim Jong-un, quien decidirá si la iniciativa se lleva adelante, reportó la prensa estatal.



Comentarios